Buscar este blog

4 feb. 2013

¿Los grandes genios son malas personas?

Alfred Hitchcock


Esta es una reflexión que me ha acompañado desde hace tiempo, y es que después de leer varias biografías sobre grandes genios de la Historia, o haber visto varias películas o "biopics" (como lo llaman ahora) sobre ellos, no hago más que ratificarme en la idea de que por regla general, los grandes genios, sea cual sea la disciplina en la que han ejercido, han tenido una vida personal turbulenta llegando en muchos casos a la ruindad y crueldad e incluso la excentricidad en sus comportamientos. Esto es lo que se denomina el "Gen del Genio" que, según parece, podría estar relacionado con la Teoría del "Gen Egoísta", estudio científico divulgado por Richard Dawkins en 1976, que hablaba del mencionado gen como factor clave para la evolución y mejora de la Humanidad. Relaciono el "Gen del Genio" con la Teoría del Sr. Dawkins ya que la Historia ha demostrado que los grandes genios han intervenido en mayor o menor medida, con sus inventos o creaciones, a la mejora de la calidad de vida, al avance científico, a la evolución de una disciplina, a la creación de un estilo o al inicio de una nueva tendencia. Se me ocurren casos contemporáneos tales como Picasso, Chaplin o Einstein... o casos más lejanos a nuestra época como Mozart, Beethooven o Goya por poner algunos ejemplos. Ya digo que no ha pasado lo mismo con todos pero la gran mayoría, como los que he enumerado antes, han tenido en común la doble faceta de haber generado una gran influencia en sus disciplinas, por un lado, y el haber tenido una vida privada oscura, turbulenta, siendo normalmente mujeriegos, poco estables y tremendamente egoístas, por otro.
Me pregunto si es condición "sine qua non" para ser un genio el ser mala persona pero a la vista está que parece que ambas facetas están muy relacionadas. Es más, me pregunto si por el mero hecho de ser mala persona llegas a ser un Genio en tu profesión. Espero que esta última reflexión no sea cierta pues si así fuera prácticamente nos mataríamos unos a otros. Lo que sí es cierto que ese "Gen del Genio", por la fuerte influencia que ejerce sobre la persona que lo tiene, hace de ésta una persona egoísta, llegando al extremo de la patología en muchos casos causando hasta la muerte por medio del suicidio. Por lo general, estos genios buscan en su pareja o parejas, reales o idílicas, un contrapeso que les sitúe en el "suelo" en determinados momentos, significando para éstas, en la gran mayoría de los casos, el sacrificar por entero sus vidas y hasta personalidades, llegando a ser la convivencia con estos genios una auténtica tortura.
Un ejemplo de esto último lo he visto en la película "Hitchcock". Desconocía con detalle la Biografía de este genio del Cine, sobre todo en lo que a su parcela personal se refiere, sin embargo, tras verla, me reafirmo en esta idea y por ello me he animado a escribir este "Post". No voy a contar los detalles para no estropearos la película a aquéllos que no la hayáis visto pero ya os adelanto que cuando la veáis, entenderéis mejor lo que os he querido transmitir.